Pequeño dispositivo que se aloja en la unión de la cánula con el caño. Los hay de metal, madera de balsa, celulosa, carbón, espuma de mar, etc. La mayoría de los pipafumadores experimentados recomiendan tirarlos directamente a la basura, sobre todo el metálico. Como su nombre indica se supone que su función es filtrar el humo, pero en la realidad sirven más para acumular suciedad, impedir el paso del limpiapipas y generar humedades al obstruir el paso del humo. Sobre gustos no hay nada escrito, y como casi siempre lo mejor en caso de duda es probar a fumar con y sin los distintos tipos de filtro, y quedarse con la opción que más nos guste.

Hay varios tipos de escariadores, pero todos ellos sirven para rascar la capa interna de carbón de tabaco cuando ha engrosado demasiado y dejarla con un espesor óptimo. Si la capa de carbón es demasiado gruesa la pipa puede rajarse. Ello es debido a que la madera y el carbón de tabaco se enfrían a distintos ritmos y éste puede tirar de aquella al contraerse.

El escariador más habitual está constituido por dos cuchillas simétricas unidas por un tornillo ajustable. Separando o juntando más las cuchillas se adapta el escariador al hornillo de la pipa de que se trate. Se introduce en el hornillo y se gira con suavidad dejando caer el carbón sobrante. No es necesario rascar todo el tabaco hasta dejar el brezo al aire, pues de esta manera habría que aculotar de nuevo. Basta con dejar la capa de carbón hasta un espesor de dos o tres milímetros, no más.

Leer más:Escariador

Cualquier encendedor en principio es útil para encender la pipa, siempre que su forma permita dirigir la llama verticalmente hacia el interior del hornillo. No se aconsejan los encendedores de gasolina tipo Zippo, pues impregnan el tabaco de un sabor francamente desagradable. Hay encendedores especiales para pipa, con la llama en ángulo. Son útiles los mecheros tipo antorcha, también llamados "turbo", que dan una llama a prueba de ciclones, pero mucho cuidado con ellos, pues queman los bordes de la pipa con mucha facilidad. Además gastan una barbaridad de gas.

Leer más:Encendedor y cerillas

O simplemente limpiapipas. Son unas escobillas largas y delgadas fabricadas con hebras de algodón insertadas en un fino alambre torcido en espiral. Son baratas y desechables. Las hay de dos clases: normales y abrasivas. Las primeras se usan en la limpieza diaria de la pipa y durante la fumada, para absorber humedades en el caño y la cánula. Las segundas son rasposas y sirven para una limpieza en profundidad. En la sección de limpieza hablaremos de ellas con más detalles. Las mejores escobillas son las cónicas (con un extremo más delgado que el otro) y de color blanco, que nos permiten apreciar cuándo la pipa está limpia por completo.

Es un instrumento que sirve para apisonar el tabaco. Puede ser desde un simple cilindro de madera hasta donde la imaginación nos lleve. Normalmente viene acompañado de otros dos elementos: el punzón o pincho y la cucharilla. En la sección sobre el encendido de la pipa se describe su uso. El tradicional "trío" es el más común, pero hay muchos modelos distintos, más caros y más baratos.

¿Cuáles son tus preferencias para fumar Pipa?
  • Votos: (0%)
  • Votos: (0%)
  • Votos: (0%)
  • Votos: (0%)
  • Votos: (0%)
Votos Totales:
Primer Voto:
Ultimo Voto:
 
Powered by Sexy Polling
 
SFbBox by cox plate
Template Settings
Select color sample for all parameters
Red Green Blue Gray
Background Color
Text Color
Google Font
Body Font-size
Body Font-family
Scroll to top