Queridos pipafumadores, resulta raro, y casi inaudito el que nos encontremos en el período gestacional del Club de Pipafumadores del Uruguay, ya que por herencia Amerindia fue en suelo Americano donde se desarrolló el cultivo y consumo social de tabaco, mucho antes de que el Viejo Continente supiese de su existencia en el globo terráqueo.

Y sin ir más lejos, los Europeos deben agradecer sus buenos humos a Rodrigo de Xeres o más conocido por sus contemporáneos por Rodrigo de Triana; y quien fue este señor, nada más y nada menos que el vigía que anunció a Cristóbal Colón el avistamiento de tierra, el Nuevo Mundo.

 

 

Rodrigo fue encargado por Colón de dirigir la primer avanzada en tierra con el fin de inspeccionar, a su regreso, en su segundo día de expedición, venia con la maravillosa visión de haber encontrado un pueblo que denominó de “hombres chimenea”, explicó que los salvajes donde quiera que fueran llevaban consigo un tubo marrón ardiendo por un extremo, se colocaban el otro extremo en la boca y parecían beber el tubo, después expulsaban el humo por la boca y la nariz, dando la impresión que disfrutaban de ello.

Todo esto fue documentado por el monje Fray Bartolomé de las Casas, narra el primer contacto con el descubrimiento del tabaco; dice en su Historia de las Indias, hablando de esos deshollinadores hombres-chimeneas: (textual del Español antiguo) “Siempre los hombre con un tizón en las manos, toman sus sahumerios, que son unas hierbas secas metidas en cierta hoja, seca también, a manera de mosquete, y encendido por la una parte del, por la otra chupan o sorben o reciben por el resuello para adentro aquel humo; con el cual se adormecen las carnes y cuasi emborracha, y así diz que no sienten el cansancio. Estos mosquetes, o como los nombraremos, llaman ellos tabaco”.

El conde Corti, en su libro “A History of Smoking”, cuenta una historia sobre el final de Rodrigo de Xeres entre sus pares, historia que carece de rigor documental, pero presenta ribetes anecdóticos, nos dice Corti: “Rodrigo de Xeres, volvió a España para hacer una demostración pública del acto de fumar, sacando rédito de su descubrimiento personal; acto con entrada gratuita y a la luz del día. Sucedió allá en Ayamonte ya hace mucho tiempo, pero los vecinos de Rodrigo aún no lo han olvidado. Después de ver al bueno de Xeres echando humo por sus orificios, sin quemarse, se convencieron de que el Diablo había tomado posesión de su cuerpo. El cura de la parroquia lo denunció al Santo Oficio, y fue sentenciado a pasar varios años en una cárcel de Sevilla. Cuando volvió a casa se encontró con que todos sus paisanos fumaban. Y sin que se les impusieran penitencias en la penitenciaria. Eso es fumar y guardar la forma. O, por otro lado, una metáfora sobre los hombres y las modas”.

Fray Bartolomé de las Casas también narra en sus crónicas la fecha exacta de la registración de los descubrimientos por parte de los Cateadores (significado de buscadores de oro), la traída de noticias raras –como el expresara- fue documentada el 4 de noviembre para el hallazgo del maíz, y el 5 de noviembre para el primer contacto con la planta del tabaco en persona, en suelo Venezolano, donde los nativos unían las hojas doradas de la planta del maíz con el tabaco para fumarlo.

Nos despedimos hasta otra bocanada de humeante historia.

Buenos humos para todos y a preparar un gran encuentro el miércoles 5 de noviembre festejando el histórico primer contacto del tabaco con la historia escrita.

¿Cuáles son tus preferencias para fumar Pipa?
  • Votos: (0%)
  • Votos: (0%)
  • Votos: (0%)
  • Votos: (0%)
  • Votos: (0%)
Votos Totales:
Primer Voto:
Ultimo Voto:
 
Powered by Sexy Polling
 
SFbBox by cox plate
Template Settings
Select color sample for all parameters
Red Green Blue Gray
Background Color
Text Color
Google Font
Body Font-size
Body Font-family
Scroll to top