Cómo colorear una espuma de mar. Traducido del libro Tobacco in Song & Story de John Bain Jr. (de 1896)

El secreto de colorear una espuma de mar es no permitir que la pipa llegue a calentarse demasiado. Todas las pipas de espuma de mar son hervidas en cera. Esta cera penetra los poros y sirve para mantener la materia colorante de la pipa. Esta materia colorante es el aceite del tabaco, la espuma de mar es una arcilla porosa y absorbe el aceite del tabaco, el que es retenido por la cera, que conserva la materia colorante en la pipa.

El promedio de calor producido fumando como en otros tipos de pipas impide el coloreado uniforme al hacer correr a la cera haciendo que la materia colorante se deposite en la base del hornillo y en la caña y que estas sean las únicas partes coloreadas.Hay dos maneras que evitan esto y que se utilizan con éxito para colorear una espuma de mar. La primera manera es el uso de un falso hornillo o adicional dentro de la cazoleta.

Con este falso hornillo y menos precaución se puede mantener la pipa en una temperatura uniforme, fresca, de modo que toda la materia colorante se conserve y la pipa sea coloreada totalmente, desde el borde de la cazoleta hasta el extremo de la caña. La otra manera de colorear una espuma de mar es usando un fondo perforado incorporado en el fondo del hornillo. Esta es una manera más cómoda que el uso de hornillo falso, pero el fumador tiene que ser más cuidadoso en evitar el recalentamiento de la pipa.

Esto puede ser prevenido fumando en forma pausada, lenta, en no cargar la pipa hasta el tope del hornillo y no volver a cargarla otra vez inmediatamente después de terminar de fumar. He aquí algunos otros consejos menores, que sin embargo el fumador hará bien anotarlos: No exponga su espuma de mar a los cambios repentinos de temperatura. La espuma de mar es susceptible al calor y el frío, dilatándose con uno y contrayéndose con el otro, y un cambio de la temperatura repentino pueden ocasionar que la pipa quiebre. No debe manipular la pipa con los dedos transpirados, pues el sudor (es perjudicial para la espuma de mar) es ácido y dará a la superficie un aspecto moteado que no podrá ser quitado. Nunca cubra la pipa con una capa de cuero de gamuza.Las gamuzas se pelan y esto es absorbido por la cera y cuando esto se adhiere a la pipa deja manchas. Recuerde que la cazoleta de una espuma de mar de ninguna manera puede chocar contra algo duro mientras esté caliente o tibia.Limpie una espuma de mar de la misma manera que usted lo hace con una pipa de brezo.

Si usted está fumando una espuma de mar y desea colorearla uniformemente, es un buen plan utilizar un hornillo superior falso dentro del hornillo de la pipa. El borde de fuego donde el tabaco se está quemando se calienta demasiado y no permite que esa parte se coloree. El hornillo falso evitará esto. Algunos fumadores piensan que cubrir la cazoleta de la espuma de mar con una gamuza hará que se coloree mejor.

La gamuza no ayudará a colorear sino que protegerá la cazoleta del tacto por la mano durante el proceso y así se evitará un efecto de manchado, igual ocurrirá si la mano está húmeda o grasienta. Durante el proceso de colorear la pipa nunca se debe permitir que se caliente demasiado.El tiempo requerido para colorear una pipa depende del tabaco usado. Si es un tabaco rico en aceites, el tiempo necesario es más corto que con un tabaco seco. La imitación más barata de espuma de mar es coloreada a veces en forma artificial por los fabricantes. Esto es efectuado hirviendo la pipa en una solución aceitosa de nicotina, la fórmula incluye aceite de tabaco, aceite de oliva y cera amarilla.La pipa se mantiene en esta solución hirviendo durante 10 a 15 minutos y se absorbe rápidamente. La superficie queda lista para un intenso pulimiento.

Traducido del Libro Tobaccoland de Carl Avery Werner (de 1922) Coloreando meerschaum artificialmente.

El codiciado color puede ser alcanzado artificialmente sin fumar al igual que una pipa naturalmente coloreada. Virtualmente todos los dueños de las pipas de espuma de mar tienen un placer considerable en colorearlas naturalmente a través del proceso de fumarlas.

Son comparativamente pocos, sin embargo quiénes tienen éxito en obtener un color perfecto. Los fracasos son debidos generalmente a los accidentes o a los errores de parte del fumador en el cuidado de la pipa, con frecuencia a la impaciencia, y de vez en cuando quizás al hecho de que su espuma de mar particularmente no se adapta en forma perfecta al proceso de coloreado. Sin embargo a las tabaquerias les es solicitado a menudo por los dueños de las pipas de espuma de mar que se las coloreen en forma artificial. El proceso de "fijar" el color de las pipas de espuma de mar y también el artificial de colorearlas no se puede concluir en forma acertada si no se tiene mucha experiencia, y podría decirse que si a los muchos buenos experimentos de artesanos.

Limpieza. La primera etapa en el procedimiento es limpiar la pipa. El interior del hornillo se debe raspar a fondo hacia fuera, y la boquilla debe limpiarse totalmente con la ayuda de una pluma de gallina (*) y de alcohol. Después de que la pipa quede limpia y la boquilla ámbar es quitada cuidadosamente, debe ser colocada en un horno a partir 130 a 140 grados de temperatura. El propósito de esto es cocer al horno totalmente y sacar afuera la cera y los jugos superfluos del tabaco con los cuales se impregna la pipa.

Quitar Rasguños. Cuando se ha logrado lo anterior la pipa se debe retirar del horno, y ser quitados todos los rasguños y abolladuras . Esto se hace con un poco de piedra pómez y aceite de linaza y frotando suavemente con un pedazo de franela suave. Cuando se han quitado las marcas y los rasguños, frote la superficie de la espuma de mar con ácido oxálico. Esto abre los poros de la espuma de mar, después de lo cual la pipa se debe dejar a un lado por tres o cuatro horas. Luego debe tomarse y frotarse otra vez ligeramente.

Quemando el color. Ahora inserte encima del hornillo de la pipa cuidadosamente un corcho, de modo que queden herméticos éste y la parte del orificio de la caña que se cerrará con yeso. Entonces tomar los tintes de anilina, "sangre del buey" y "marrón de Sudan" y mezclarlos con aceite de linaza haciendo una pasta. Frote con esto cuidadosamente todo el exterior de la cazoleta y la caña de la espuma de mar teniendo cuidado que el color sea distribuido suavemente y uniformemente. Ahora viene la parte delicada del proceso, quemando el color sobre una lámpara de alcohol. Experimentando con pedazos desechados de espuma de mar el operador encontrará que él puede producir eventualmente cualquier tono particular que desee.

El pulido. Permita después que la pipa se refresque totalmente, tras de lo cual debe ser llevada a un pulimiento muy intenso. Esto puede ser logrado frotando su superficie ligeramente con lija y un poco de agua aplicada con un pedazo de franela de algodón. No aconsejaría a ningún principiante realizar este proceso la primera vez en una pipa de mucho valor, pues requiere experiencia considerable conseguir resultados satisfactorios.

Fijar el Color. Para fijar el color de una pipa naturalmente coloreada se utiliza el mismo proceso, excepto que no deben aplicarse los tintes .(*) se utilizaban antes de popularizarse el uso de las escobillas para limpieza de la boquilla.

Traducido para propósitos educativos y de investigación.

Fuente: www.archive.org

Hasta la próxima y muy buenas pipafumadas.

¿Cuáles son tus preferencias para fumar Pipa?
  • Votos: (0%)
  • Votos: (0%)
  • Votos: (0%)
  • Votos: (0%)
  • Votos: (0%)
Votos Totales:
Primer Voto:
Ultimo Voto:
 
Powered by Sexy Polling
 
SFbBox by cox plate
Template Settings
Select color sample for all parameters
Red Green Blue Gray
Background Color
Text Color
Google Font
Body Font-size
Body Font-family
Scroll to top