La shisha (Narguile, hookah, pipa de agua cachimba), tiene una historia amplia e interesante. Se dice que la costumbre de fumar en pipa comenzó en la India hace aproximadamente unos quinientos años. Sus comienzos fueron primitivos, utilizando en vez de cristal en la base, cáscaras de coco. La arguila es un fenómeno social extendido a lo largo y ancho del planeta, teniendo una mayor influencia y número de usuarios en Oriente. Es usado por millones de personas diariamente, sin discriminar sexo, raza o religión.

El fumador de shisha es usualmente una persona paciente, inteligente y culta, que toma este momento para charlar y pensar profundamente en diferentes aspectos de la vida diaria, acompañado por familiares y amigos, que gustan de una amena charla, siempre acompañada de un buen te oriental o un buen café.

 

 

Desde hace unos años han proliferado los bares (Hookah Bars) en Occidente, que ofrecen la oportunidad de disfrutar de una cachimba. Ciudades como Londres, Paris, Los ángeles, etc. acogen a un gran número de aficionados a este interesante pasatiempo. Es usual encontrar en bares y teterias a lo largo del mundo a estos aficionados jugando a las cartas, backgamón y dominó, charlando durante horas y dejándose llevar por los afrutados y deliciosos aromas que las shishas ofrecen.

Tabaco.

El tabaco fumado en cachimba no es ni parecido al tabaco que encontramos en cigarrillos, puros o picadura para liar. El tabaco es conocido como Mu´essel o Molasses, esta compuesto por finas hojas de tabaco lavado muchísimas veces para que sea mas suave, mezclado con miel o derivados de la misma, además de sustancia que proporcionaran sabor y olor a nuestro tabaco. Fumar en cachimba proporciona una sensación suave, inspiradora y totalmente diferente.

Encontramos una amplia variedad de marcas y sabores, que pueden ir desde 2 manzanas el más popular, hasta sabores como cereza, uva, melón, sandia, y hasta coca cola.
Una sesión para fumar puede variar con la calidad del tabaco, el carbón y el número de personas que fumen, pero puede ir desde una media hora hasta dos horas aproximadamente.

Preparando tu cachimba

1.- Llena la base con agua, aproximadamente dos o tres centímetros por encima del tubo. Esto es esencial para que el humo se filtre y haga las características burbujas. 
2.- Ensambla la pipa, es decir introduce la parte de metal en el cristal comprobando que no queden huecos o entradas de aire.
3.- Pon la manguera en su lugar, procurando también que no hayan entradas de aire. Es importante que no hayan entradas de aire para que cuando halemos por la manguera el carbón combustión e adecuadamente y caliente el tabaco sin quemarlo.
4.- Por ultimo debes colocar una cantidad adecuada de tabaco, previamente separado o desmenuzado en el barro o cacerola. No presiones mucho el tabaco, ni pongas mucha cantidad pues debe haber espacio para que entre aire y que como dijimos anteriormente el carbón se caliente adecuadamente.
5.- Ahora coloca una lamina de papel aluminio o foil, ajústalo de manera que quede bien tenso, puedes poner dos si el aluminio no es de buena calidad, ahora debes abrir los agujeros, uno central ancho y ahora una gran cantidad de agujeros mas finos.
6.- Ahora y por ultimo enciende tu carbón, si es natural lo puedes poner sobre cocina de fuego, o vitroceramica, si es de encendido rápido solamente acércalo a una llama y espera a que este al rojo vivo, ahora colócalo sobre el papel aluminio y ¡¡¡¡A DISFRUTAR!!!!

Trucos y consejos

1.- Guarda tu tabaco en la nevera, en épocas calurosas para conservarlo por mas tiempo.
2.- Pon hielo en la base, para un efecto refrescante en la fumada.
3.- Mezcla bebidas de colores (Rives, licores como menta, manzana) para probar nuevos sabores y dar un efecto curioso a tu cachimba.
4.- Prueba utilizar zumos mezclados con el agua, para fumar con tabacos del mismo sabor. Por ejemplo, tabaco de naranja y zumo de naranja en la base.
5.- Cambia el agua de tu cachimba cada vez que fumes, prolongara la vida de la misma y el sabor será mucho mejor.
6.- Abre la mayor cantidad de agujeros en el papel aluminio, para que el carbón caliente mejor.
7.- Coloca el carbón en los bordes primero para a medida que fumes lo acerques al centro, esto permite que el tabaco caliente uniformemente y no se queme.
8.- No excedas la cantidad de tabaco, ni lo presiones contra la cacerola para evitar que se tapone.
9.- Puedes poner diferentes líquidos mezclados con agua en la base, por ejemplo miel, whiskie, licor, leche, etc.

Fuente :www.cachmba.es

¿Cuáles son tus preferencias para fumar Pipa?
  • Votos: (0%)
  • Votos: (0%)
  • Votos: (0%)
  • Votos: (0%)
  • Votos: (0%)
Votos Totales:
Primer Voto:
Ultimo Voto:
 
Powered by Sexy Polling
 
SFbBox by cox plate
Template Settings
Select color sample for all parameters
Red Green Blue Gray
Background Color
Text Color
Google Font
Body Font-size
Body Font-family
Scroll to top