¿Hay algunas marcas de pipas de brezo con sabores específicos? ¿Una pipa Dunhill, Charatan, o Chonowitsch tienen un gusto único que separa esa marca de todas las otras pipas de brezo? ¿Las marcas superiores, como Castello, proveen una experiencia superior al fumarlas que es inalcanzable por marcas más pedestres, como Chacom o Stanwell?

 

 

Hay muchos fumadores y coleccionistas de pipas que creen firmemente que la respuesta a estas preguntas es sí. Otros lo creen a medias. Esas creencias son parte de lo que llamo el "mito de la marca" entre los fumadores de pipa. El objeto de este artículo es mostrar que la marca está principalmente basada en una ilusión, y espero poder exponer tanto la naturaleza como el origen de esa ilusión. En un artículo anterior en la Pipe Collector, remarqué la utilización de la cata de vinos en la prueba de tabacos y exploré algunas lecciones que pueden ser aprendidas de esa disciplina. El principal propósito de ese artículo era mostrar cuán marcadamente imprecisa y ambigua es la prueba de tabacos de pipa en comparación con la de vinos. La exposición del mito de la marca es otra lección que la práctica meticulosa y contemplativa de la cata de vinos y tabacos puede enseñarnos. He meditado esta cuestión desde 1975 en forma intermitente. Mi desafío al lector es trascender las categorías tradicionales de pensamiento y aventurarse más allá de la marca y el fabricante para examinar nuestro amado brezo en sí mismo, y suspender la declaración de lealtad a las compañías o artesanos favoritos, aunque sea por un instante.

Con respecto a mi calificación para realizar este análisis, además de muchos años de experiencia y estudio en cata de vinos y tabacos, he sido extensivamente entrenado en métodos de investigación fenomenológicos y de otros tipos como parte de mi trabajo. La fenomenología, en el contexto de investigación científica del comportamiento, es el examen de la experiencia humana y de cómo nuestras percepciones son influenciadas y alteradas por nuestros preconceptos, asunciones, y educación previa concerniente a un fenómeno particular. El fenómeno en cuestión para este artículo es la pipa de brezo y las cualidades y carácter que imparte a la fumada. Dicho eso, nada en este artículo intenta ser autoritativo, final o escrito en piedra. Esta discusión se entrega para diversión, entretenimiento y pensamiento reflexivo, como lo es la naturaleza de nuestro hobby. El artículo se divide en tres partes: análisis del mito de la marca, una exploración alternativa de lo que hace que una pipa fume fantásticamente, y una breve discusión de la mente, la percepción y el elitismo pipero.

El Mito de la Marca

Varias marcas de pipas son consideradas como poseedores de caracteres o cualidades particulares. Cada una de las mayores marcas de alto grado parecen tener sus campeones. Por ejemplo, muchos coleccionistas de las pipas de ultraalto grado Chonowitsch proclaman que éstas fuman mejor que cualquier otra marca. Dunhill es otro ejemplo de marca aclamada por tener un carácter superior. Rich Esserman, un coleccionista muy reconocido, ha mencionada varias veces en sus buenos reportes que creé que sus pipas Dunhill son mejores para mezclas orientales con poco latakia, al tiempo que las pipas Castello "apagan" el sabor del latakia. Rich también dice que "la marca de pipa tiene una influencia significativa en el gusto del tabaco". Así, las cualidades de fumada de las Dunhill es un gran lugar para comenzar nuestro análisis. Trataré de demostrar que hay tanta ambigüedad con respecto al carácter de una Dunhill y de otras marcas, que las afirmaciones acerca de especificidad de marca simplemente no cierran.

Dunhill es famoso por su técnica de curado con aceite, y se cree que esto es la causa de la peculiaridad y particularidad característica de su sabor. A primera vista, esto suena cierto y elegante. Pero un poco de análisis hace esta afirmación bastante sospechosa. ¿Todas las Dunhill tienen este carácter? Yo no pude encontrar evidencia de ello en las pruebas que he realizado con Dunhills. Una pregunta vital es cuando fue hecha una Dunhill particular. Bill Taylor, de las famosas pipas Ashton, ha remarcado que durante los más de veinte años que trabajó para Dunhill nunca vio aplicar aceite a una cazoleta Dunhill. David Field me dijo en dos ocasiones que está convencido que el curado con aceite se detuvo tras 1968, y que las pipas Dunhill posteriores son muy diferentes. Así, después de mediados de los 60 Dunhill parece no haber aplicado jamás la curación con aceite, y encima, sus cazoletas parecen haber provenido de diferentes provedores.

Varios coleccionistas de Dunhill me han dicho sin rodeos que las viejas Dunhill patentadas (antes de 1955) fuman decididamente mejor que los modelos posteriores. Entonces, ¿qué lapso de tiempo se relaciona con el particular carácter Dunhill? Esto agrega considerable ambigüedad al gran sabor de las Dunhill. ¿El curado en aceite hace la diferencia? Probablemente no, si las pipas Dunhill no han sido curadas en aceite durante más de 33 años, y Bill Taylor deja ver que, tras un tiempo, el curado con aceite no es un factor de todos modos. Taylor, que cura en aceite sus propias pipas  Ashton, ha dicho que los efectos del curado en aceite no pueden ser detectados en una pipa después de unas 30 fumadas. En otras palabras, después de que la pipa está bien aculotada, la influencia del método de curación de la cazoleta se torna irrelevante. ¿Entonces dónde, me pregunto, está el carácter único de Dunhill? El aculotado y la madera en sí misma probablemente tienen más influencia en el gusto que el método de curado después de muchas fumadas.

Conozco muchos coleccionistas que me han dicho que algunas de sus Dunhill fuman bárbaro, mientras que otras no fuman tan bien. Personalmente he poseído varias Dunhill que daban malas fumadas y otras que eran fantásticas. También he tenido varias Dunhill que fumaban genial mezclas con mucho latakia y otras que tienen características neutras. Rich Esserman recientemente escribió sobre un coleccionista de Dunhill que no guardaba una Dunhill que no fumara bien. ¿Las pipas Dunhill que no fuman bien tienen ese gran carácter o sabor Dunhill? ¿Los coleccionistas de Dunhill serían capaces de identificar tanto las pipas que fuman bien como las que fuman mal en una cata a ciegas que incluyera otras marcas? Yo he dirigido muchas catas a ciegas en la industria vitivinícola, y mi experiencia me lleva a dudar muy seriamente de eso. Una vez tuve una Dunhill dublín lisa que fumaba simplemente fantástico. Era una vieja innertube de 1914. Poseía tres de ellas en esa época y las obtuve juntas del mismo dueño alrededor de 1978, pero esa dublín resaltaba como la mejor por mucho. Fumaba tan bien como mis mejores Charatan y Castello. Las otras dos, por razones que discutiré luego, eran buenas pero no grandes fumadoras. Las tres eran buenas con mezclas balcánicas, porque era lo único que yo fumaba entonces (Sobranie #759 & Bengal Slices). Entonces, hagamos la pregunta: ¿Hay alguna evidencia de un rasgo que provea una idea de la naturaleza de este carácter Dunhill elusivo? No que yo pueda ver. A pesar de que elijo a Dunhill como ejemplo, esto se aplica a prácticamente todas las marcas, de cualquier país de origen. Si hablamos del gusto de una marca específica en una pipa bien aculotada, bien hecha, con brezo bien curado, estamos –con alta probabilidad– tratando con poco más que un mito. Se trata del brezo, no de la marca.

Sigamos con las pipas Castello. Como en el caso de Dunhill, mucho coleccionistas de Castello deliran con la calidad de fumada superior de esta marca. He tenido una buena cantidad de Castello de alto grado, y las aprecio mucho. Como las Dunhill, son buenas pipas. ¿Se fuman mejor que todas las otras marcas? Desde luego que no. Una vez tuve una hermosa Castello Collection Greatline 4K nueva con extensión de brezo, que ahora se vende a 1 150 USD. Fumaba miserablemente, tanto con tabaco inglés como virginia. Fue ácida y fuerte desde la primera fumada, y nunca mejoró pese a todos mis esfuerzos. Otras Castello que he tenido fumaban de ensueño, y otras eran muy buenas. Como las personas, la calidad de fumada y el gusto de cada pipa son únicos a su modo, al mismo tiempo que tienen una semejanza genérica con todas las demás pipas que se fuman bien. Muchas Castello son geniales con mezclas inglesas; otras parecen llevarse mejor con virginias. Es cuestión del brezo, no de la marca. Pero las pipas Castello, grupalmente, no son únicas en sus características de sabor. He tenido pipas Don Carlos, Caminetto, y Charatan indistinguibles de las pipas Castello en calidad de fumada y en gusto. Es probablemente cierto que, como el curado en aceite de Ashton, el curado al aire de Castello pierde sus características tras aproximadamente 30 fumadas. En algún punto, el aculotado de la pipa predomina como mayor influencia en el gusto, así como lo hace el propio brezo.

Un ejemplo diametralmente opuesto al de la calidad de "apagado" que Rich menciona con respecto a las Castello me fue dado por Neil MacGregor, el dueño de Port Royal Pipe and Tobacco en Toledo y Columbus, Ohio. Un coleccionista altamente experimentado y fumador de pipas de alto grado por más de 30 años, Neil me mencionó una Castello Sea Rock que tuvo que tenía una cualidad simplemente maravillosa: intensificaba el gusto de cualquier tabaco que le pusiera, incluso aromáticos. Le daba un sabor rico y completo que era diferente a cualquier otra pipa que haya tenido, de cualquier marca. Amaba a esa pipa tanto que no pudo deshacerse de ella, aun después de romper el caño tres veces. Finalmente la perdió, y recientemente me dijo que aún la extraña. Era cuestión del brezo y no de la marca. Una vez tuve una Charatan Selected que fumaba magníficamente, con un efecto similar al de la Sea Rock de Neil. Una no se olvida del gusto de ciertas pipas, pero otra vez, parece ser cuestión del brezo y no de la marca.

¿Qué hay de las grandiosas pipas danesas hechas por fabricantes renombrados como Jess Chonowitsch, Lars Ivarsson, y los dos artesanosand (Ulf y Per) de S. Bang? Una vez que separamos sus tremendas bellezas, diseños, precisión de tallado y muy altos precios, parecemos quedarnos con el mismo resultado. He tenido al menos dos charlas con un coleccionista muy conocido de pipas danesas de ultraalto grado. Ha tenido pipas Bo Nordh, Chonowitsch, Lars Ivarsson, S. Bang, Poul Rasmussen y Poul Ilsted, y posee cerca de una docena de pipas Sixten Ivarsson, así como muchas otras. Cuando le pedí ser honesto sobre sus características de fumado relativas, sonrió y dijo: "Fuman igual que mis Ben Wade". Con respecto a mí, adoro la incomparable construcción y el diseño de la pipas de Poul Ilsted. Como las Dunhill, Charatan, y Castello, fuman genial, pero no son superiores a todas las demás. Cada una es diferente. Una vez fumé una Chonowitsch que me prestó mi amigo Tony Soderman. Era una pipa hermosa, impecablemente bien hecha. Fumaba genial, tan bien como las viejas Comoy y Barling. En términos de fumada, fumaba como todo gran brezo debería.

Aún más revelador fue un grupo de conversaciones que tuve una vez con tres vendedores de Uptown's. No daré nombres por razones que serán obvias, pero cada uno de ellos estuvo en su momento relacionados con la venta de pipas de ultraalto grado. En charlas separadas con estos tres hombres, me dijeron que habían fumado casi todas las pipas danesas de ultraalto grado mencionadas antes, así como pipas Vesz, aunque ninguno había fumado una Bo Nordh. Les pregunté si estas marcas, o alguna de ellas, eran superiores en calidad de fumada. Cada uno dijo que, si bien la construcción era claramente superior, no podían determinar una diferencia en calidad de fumada entre esas ultraalto grado y otras marcas menos caras pero bien hechas.

Una vez tuve una segunda marca de Peterson que era una fumadora de primera (como muchas de ellas), igual que cualquiera de alto grado. También tuve una Stanwell barata hace muchos años que compré nueva en oferta. Se ve que la pipa no sabía que era de bajo grado. Tenía la misma gran calidad de fumada que cualquiera de las mejores Charatan, Dunhill, o Castello que alguna vez tuve, y tenía tres masillazos. He tenidos viejas pipas Comoy y Sasieni muy superiores a algunas Dunhill y Castello. Me encantan las de grano recto de Charatan, pero no me engaño. Algunas Charatan no han sido buenas fumadoras para mí, sin importar la era o década en que se originaron. Otras Charatan que he tenido eran simplemente maravillosas, pero el hecho es que todas son diferentes, y probablemente he tenido doscientas Charatan a lo largo de mi vida. Todas mis Castello son igualmente diferentes. Cada pipa dentro de una misma marca es diferente a su manera, y una vez aculotada, la marca no parece ser aparente. Cuando le pregunté a David Field su opinión acerca de este punto, concordó plenamente. Un amigo mío que tenía una tienda, que tuvo muchas Charatan Supreme y Selected de alto grado en su colección, me dijo casi en secreto que tenía una humilde Comoy Tradition que era igual que cualquiera de sus Charatan de alto grado. Otro amigo y gerente de una tabaquería tiene una vieja Custombilt rodesiana que dice que fuma tan bien como cualquiera de sus Ashton, Upshall, Ser Jacopo y Dunhill. Algunos coleccionistas tienden a desdeñar a las pipas francesas, pero Bob Page, que ha escrito varios artículos excelentes sobre pipas y fumadores en Francia, me dijo que sus relativamente baratas Genod y otras pipas francesas fuman igual que sus Dunhill. Los fumadores de pipa no fuman marcas. Fuman brezo. No importa el fabricante, el brezo debe estar bien curado y la pipa bien hecha.

Si uno piensa profundamente en el mito de la marca, uno comienza a ver más allá de la nomenclatura, el país y el artesano. Coleccionamos pipas de diversas formas, tamaños, precios y nomenclatura, pero fumamos el brezo. Hay algo en el propio brezo que confiere la magia a la fumada. Es este punto el que merece nuestra atención, no la marca. En la última edición de Pipe Collector, Rich Esserman, una persona por la cual tengo un gran respeto, reportó un "experimento" a través del cual justificaba el mito de la marca, diciendo que la marca hace la diferencia. Fumó tabaco Garfinkel's #15 en tres pipas de gran tamaño: una Dunhill, una S. Bang y una Amorelli. Encontró que "en cada pipa, el tabaco tuvo un gusto completamente diferente". Desde luego que sí. Como Rich, he hecho el mismo experimento muchas veces y he llegado a la misma conclusión. Desafortunadamente, ese experimento no da asidero al mito de la marca, ya que una pipa no representa una marca entera.

Cada pipa fuma diferente cuando se la compara a otras de la misma o diferentes marcas.

Usar una sola pipa para comparar marcas implica mal diseño de investigación, y a favor de Rich debo decir que seguramente el nunca tuvo la intención de darle seriedad a ese experimento. Si uno pusiera cinco pipas bien aculotadas de cada marca –Dunhill, S. Bang, Don Carlos, Stanwell, Castello, Preben Holms, Charatan, o las que se desee– y las fumara a ciegas, se estaría haciendo un experimento serio. Probablemente descubriríamos que es extremadamente difícil identificar la marca de cada pipa.

Cualquier experimento válido de este tipo debe hacerse a ciegas para que el fumador no tenga idea de la marca o forma de la pipa. Al menos, la marca y la forma deberían ocultarse para no influenciar al catador, aun si él conoce el tipo o marca del tabaco. Y los pisadientes deberían cubrirse con protectores de goma para que no se pueda identificar la marca por la sensación de la boquilla en la boca. Deberían establecerse algunos otros controles, pero esto es simplemente cuestión de diseño apropiado de investigación. Casi nunca se han hecho pruebas a ciegas en el mundo de la pipa, y nunca escuché de parámetros prestablecidos. En las más de 50 catas a ciegas que he dirigido de vinos de alta calidad franceses y californianos, muchas veces escuché a catadores inteligentes, bien educados y altamente experimentados predecir que podrían identificar los vinos de diferentes viñedos y chateaux. Sonaban muy convencidos. Una y otra vez, estos expertos fallaron a la hora de sentarse frente al vino sin etiqueta ni nomenclatura que guiara o influyera su pensamiento. Sólo acertaron ocasionalmente. Pero, como detallé en un artículo previo, la cata de vinos es mucho más fácil y mucho menos ambigua que la cata de tabacos. En el caso de la prueba de pipas y tabacos, es el mito de la marca el que dicta nuestra expectativa, prepara nuestras papilas gustativas y construye la experiencia de la cata, al tiempo que creemos honesta e inocentemente  que somos objetivos e imparciales. Pero el mito de la marca sólo tiñe nuestra percepción si nos aferramos a él. Si todo esto es cierto, nuestra línea de pensamiento lleva a la pregunta tantas veces hecha y tan pocas veces respondida.

¿Por qué algunos pedazos de brezo fuman mejor que otros?

Esta es una pregunta perenne entre fumadores y coleccionistas de pipas, y me gustaría enfocarla no para alcanzar una respuesta definitiva, sino para sugerir una aproximación diferente. Ante todo, asumamos para esta discusión que las pipas en cuestión han sido correctamente talladas y perforadas y que el brezo está bien curado, sea con aceite, aire o calor. Dejando de lado eso, muchas veces se ha formulado la pregunta si la calidad de la fumada está relacionada con el lugar de origen del brezo.

Consideremos el origen geográfico por un momento. La mayoría de los coleccionistas serios de pipas han tenido pipas de brezo de Argelia, Grecia, Córcega, Cerdeña, Liguria, Toscana, Calabria y otras regiones menos conocidas. ¿Hay diferencia basada en la región o el país? Ninguna que yo pueda determinar. Volvamos a Dunhill para comparar. Dunhill proveyó información de origen hace varias décadas. Por lo que recuerdo, las shells eran de brezo argelino, las tanshells de brezo sardo y las root de brezo calabrés. Pero no conozco ningún coleccionista que diga que las shells o roots tienen un sabor mejor que las demás. Sí parece cierto que el brezo de ciertas regiones tiene diferentes cualidades físicas. Por ejemplo, el argelino tiende a ser más blando y el calabrés parece más duro. Pero esto no parece relacionarse con el gusto o el potencial de fumada. A través del tiempo, la línea de investigación geográfica no ha provisto respuestas satisfactorias a nuestra pregunta de por qué algunos pipas fuman tan bien. Como dijo Tom Eltang: "El origen no es tan importante. Se puede obtener brezo bueno y malo de la mayoría de los países del Mediterráneo". Tal vez sea tiempo de considerar otro enfoque a la pregunta.

En el mundo del vino, los franceses han gastado mucho dinero en contratar especialistas para analizar el mejor contenido del suelo apto para fabricar un vino particular. La uva pinot noir tal vez sea el mejor ejemplo. Pinot noir es la única uva usada para preparar los fabulosos vinos tintos de Borgoña en el este de Francia, y son, gota por gota, los vinos más caros del mundo. El análisis científico de las grandes regiones de viñedos en Borgoña reveló un tipo particular de suelo calizo que parece ideal para este tipo de uva. Una exposición al sol suficiente y una posición ideal en las laderas son también importantes (como para toda uva), pero la composición del suelo es crucial. Curiosamente, el mismo análisis de las regiones de viñedos más ordinarios de Borgoña reveló que esas importanes características del suelo estaban ausentes.

¿Será posible que haya un efecto similar del suelo en el brezo? Tal vez ese pedazo de brezo de fumada y gusto grandioso sea producto de características particulares del suelo donde creció y de exposición suficiente al sol, como también a buenas condiciones ambientales y de clima. Si así fuera, una persona podría elegir el brezo más propenso a producir la mejor pipa basándose en la información del suelo, la edad de la planta, tamaño del nudo, y otros factores bien conocidos. Esas raíces permanecen en ese suelo por décadas. Los botánicos nos dirán que el nudo absorbe los minerales del suelo como parte del proceso de alimentación de la planta. El brezo es una raíz, desde luego. Es muy probable que la exposición constante al suelo y la alimentación a partir del mismo afecte el gusto del brezo, tal como los distintos suelos afectan a la vid y a las uvas que son convertidas en vino. La pregunta es qué tipo de suelo da el gusto ideal de brezo.

Hay varios tipos de suelo, como arcilla, caliza, tiza y arena. Cada uno puede impartir gustos y calidades de fumada características de las cuales no tenemos conocimiento a la fecha. Tal vez algunos artesanos lo sepan, pero si es así, nadie lo ha dicho. Esta podría ser una línea de investigación productiva en el misterio de una pipa de fumada magnífica. El punto, en todo caso, es que el suelo y el sol pueden ser un factor más importante que la región geográfica, marca, artesano y método de curación. Después de todo, una única región geográfica, como Grecia, tiene diferentes tipos de suelo, como Borgoña, así que un análisis basado en regiones no tendría en cuenta el tipo de suelo. La ironía es que los brezos de mejor sabor pueden deberse más al suelo y al sol que a si la pipa dice Castello Collection Greatline Fiammata, Dunhill DRH, o Charatan Crown Achievement. Esto podría explicar también el maravilloso carácter de mi Stanwell pedestre sin estatus y con tres masillazos. Hay una pregunta: ¿Qué pasa si una marca usa exclusivamente brezo de un tipo de suelo y clima específicos? Entonces el concepto de marca lograría un grado de significancia. Pero aún así, es el brezo y no la marca. Sin embargo, en este momento no sabemos si un suelo específico provee el gusto ideal para la mayoría de los fumadores de pipa. Sólo una investigación seria podría contestar eso.

Creencias, percepciones y elitismo

Albert Einstein una vez le dijo al brillante físico Werner Heisenberg: "Es la teoría lo que dice qué podemos observar". El contexto en el que hizo esta afirmación era que nuestras categorías conceptuales influencian lo que observamos, aun cuando creemos honestamente que estamos siendo imparciales y "objetivos". La psicología cognitiva ha producido una gran cantidad de investigaciones que demuestran que nuestras percepciones puras son modificadas inconscientemente, filtradas y alteradas por nuestras creencias y preconceptos. La mayoría de los fumadores que se enamoran de pipas que fuman mejor son eventualmente introducidos al mito de la marca. La mayoría nunca se preocupa en cuestionar eso.

Yo mismo lo he apoyado firmemente durante un par de años, y respeto a los que dudan en abandonarlo. Muchos de nosotros, sin embargo, eventualmente miramos más allá de las apariencias y bajo la superficie. Aplicando la lección de Einstein, si suscribo completamente al mito de la marca, cualquier observación que haga acerca de las pipas estará teñida por el prejuicio impuesto por el propio mito. Adicionalmente, contemplar una fumada genial mientras miramos la marca, el grano, la calidad del arenado, la forma, el precio o el diseño de la pipa conlleva una asociación psicológica entre la fumada y esa marca o artesano. Aún cuando la nomenclatura no se relaciona con la calidad de la fumada en sí misma, ambas se unen inextrincablemente en nuestras mentes a través de la memoria. Por otro lado, si un fumador ve a las pipas solamente en relación a la calidad de la fumada, la marca significará poco, la forma será secundaria, y el fumador probablemente termine teniendo una amplia variedad de pipas de distinto grado, todas buenas fumadoras.

Quisiera finalizar este largo ensayo con un tema final. He visitado alt.smokers.pipes  en Internet varias veces, y he leído artículos donde la gente habla acerca de sus pipas favoritas, pero añoran esa experiencia trascendental con una pipa Dunhill o Chonowitsch, o alguna otra pipa que no está a su alcance. Esto es muy desafortunado y muestra cómo el mito de la marca puede dañar nuestro hobby. Puede llevar al elitismo si no somos cuidadosos. En otras palabras, el mito de la marca tiene el riesgo de llevarnos a creer que sólo los coleccionistas adinerados de pipas de alto y ultraalto grado pueden disfrutar esa fumada verdaderamente única y sublime. Estas son sólo boberías, y estoy seguro que nadie desea ese escenario. Cualquiera que esté educado para comprar una pipa razonablemente bien hecha con brezo bien curado tiene una gran probabilidad de encontrar una pipa cuya calidad de fumado alcance el estatus de leyenda, aun cuando la nomenclatura sea considerada aburrida y mediocre para un coleccionista. Las pipas no son como los autos. Un Chevy no puede tener el andar de un Mercedes, pero la simple Stanwell puede fumar como la lujosa Chonowitsch, aun cuando esta última la supere ampliamente en belleza, grano y construcción. Es el brezo y no la marca. No hay lugar para el elitismo entre los fumadores de pipa.

¿Cuáles son tus preferencias para fumar Pipa?
  • Votos: (0%)
  • Votos: (0%)
  • Votos: (0%)
  • Votos: (0%)
  • Votos: (0%)
Votos Totales:
Primer Voto:
Ultimo Voto:
 
Powered by Sexy Polling
 
SFbBox by cox plate
Template Settings
Select color sample for all parameters
Red Green Blue Gray
Background Color
Text Color
Google Font
Body Font-size
Body Font-family
Scroll to top